Mirador de Guaro

La parcela en cuestión tiene salida a dos calles en lados opuestos con un desnivel de 18 metros. Se plantea una solución de dos edificios comunicados por un jardín privado que salva dicho desnivel entre los mismos.

Un primer edificio en Carretera de Monda con tres portales de 8 viviendas cada uno, distribuidas en planta baja, dos plantas tipo y ático, y tres sótanos de aparcamientos y trasteros.

Un segundo edificio en Calle Cerrillo, fracturado por una calle privada que desemboca en el jardín privado y que sirve a 12 viviendas que van salvando la pendiente natural del terreno en dos grupos de 6.

Por último se diseñan 4 dúplex con ingreso desde el jardín privado.