Torre de San Telmo

En una ladera de acusada pendiente, allá donde el relieve conecta con la costa, en un enclave privilegiado, junto a los Baños del Carmen, proponemos una edificación en la que parámetros como orientación, soleamiento, recorridos exteriores, espacios comunitarios, vistas al mar, calidad de vida, se convierten en objetivos irrenunciables.

Desde un profundo estudio de la sección se consiguen hasta siete niveles de uso de vivienda con orientación sur y amplias vistas al mar. En las crujías norte de las plantas inferiores se crean espacios y recorridos comunitarios de acceso a las viviendas; se busca para estos espacios, una entradas de luz y espacialidad  desde el sur, que dignifican estas zonas  estanciales.

Formalmente el proyecto se plantea con un primer cuerpo de dos plantas con seis viviendas dúplex, tres a ambos lados. Desde el punto central se llega a la planta diáfana ya mencionada desde donde se accede a los dos núcleos de comunicación vertical que dan acceso a ocho viviendas cada uno, tres plantas con dos viviendas por nivel y unas viviendas dúplex de mayor tamaño en las plantas superiores que brindan la oportunidad de un remate formal a las cuatro torres que emergen en este segundo plano.

Aparece como objetivo el crear recorridos exteriores hasta la misma entrada de las viviendas, aprovechando el clima benigno del enclave.

Se busca como material de acabado un revestimiento continuo en dos tonos, que sirven para marcar el juego volumétrico, dejamos el hormigón visto para los elementos estructuralmente singulares.